En el encuentro correspondiente a la fecha 24 de la Superliga, Lanús igualó 1 a 1 frente a San Martin de San Juan. El tanto del Granate fue obra de Gastón Lodico, mientras que para el Santo Sanjuanino convirtió Claudio Spinelli. Los de Carboni fueron superiores, pero no pudieron plasmar en la red las situaciones de gol que generaron durante los 90 minutos.

El conjunto de Carboni fue quien tuvo el dominio del partido y las llegadas mas claras. Pero nuevamento volvió a carecer de efectividad en el arco rival y no pudo volver al triunfo (lleva 4 sin ganar, la ultima victoria fue contra Colón en Santa Fe en la fecha 20 del torneo).

El primer tiempo comenzó mejor para el local, ya que a los 10 minutos ya ganaba 1 a 0 con el tanto de Claudio Spinelli, quien tomó de aire una pelota que quedó boyando en el área y remató contra el palo derecho de esteban Andrada que poco pudo hacer.

A partir de ese momento el encuentro y las situaciones de peligro fueron todas de Lanús. Con Iván Marcone y Tomás Belmonte firmes den la marca y los extremos Lautaro Acosta y Marcelino Moreno rompiendo por los costados, la visita se arrimó en varias ocasiones al arco de Ardente y así fue como en el minuto 35 Gaston Lodico combinó con Bruno Vides y soltó un remate cruzado contra el palo izquierdo para poner el empate y estampar su primer gol en primera división.

La segunda igualdad se jugó mas lenta y con menos precisión debido al desgaste que hicieron los dos equipos en la primera parte y al calor que se vivió en el Hilario Sanchez, que para ese entonces ya superaba los 30 grados.

Lanús siguió intentando, pero la buena actuación de Ardente y la mala puntería de Acosta y Moreno fueron determinantes para que no pueda pasar al frente en el marcador.

Por su parte, San Martin tuvo una gran chance para llevarse el encuentro a los 11 minutos del complemento, cuando Belmonte intentó despejar una pelota y se encontró con la pierna de un rival dentro del área. El árbitro Rapallini no dudó y cobró un penal que parecia complicarle nuevamente el partido a la visita. Pero para fortuna del Granate Luis Ardente remató fuerte y arriba, pero fue tan arriba que terminó desviándose por encima del travesaño. De esta manera el conjunto sanjuanino dilapidó la chance más clara que tuvo en todo el complemento para llevarse el partido.

El resto del encuentro mantuvo la misma tónica, con los dirigidos por Carboni buscando y llegando por las bandas y San Martin aguantando como podía, pero sin pasar mayores sobresaltos. Así fue como corrieron los minutos y el partido terminó empatado.

Con esta igualdad (la tercera al hilo) Lanús volvió demostrar que a extraña a un goleador que defina este tipo de encuentros, en los que la calidad de los definidores es determinante para volcar el partido para un lado o para otro. Porque al igual que contra San Lorenzo, temperley y Banfield, Otra vez volvió a ser más que su rival, pero nuevamente se volvió a topar con un resultado que le deja gusto a poco y lejos de toda posibilidad de participar en una copa en el 2019.

Por su parte, el Santo Sanjuanino se alejó de los puestos de Copa Sudamericana y parece que la temporada venidera deberá conformarse con ser parte de la elite del futbol Argentino, que teniendo en cuenta su historia y la escasa cantidad de años que lleva en primera división, es un premio que debería llenar de orgullo a toda su gente.