Los dirigentes de Lanús tomaron nota del pobre rendimiento del equipo en los último meses, por eso comenzaron a moverse rapidamente en busca de refuerzos que le sumen calidad y experiencia al plantel. El primer elegido en este proceso de rearmado fue Jorge Pereyra Diaz, un viejo conocido que volvió a la institución del sur en donde ganó el único titulo internacional de su carrera: la Copa Sudamericana del año 2013.

El delantero de 27 años llegó con el pase en su poder y desembarcará en el equipo de Ezequiel Carboni tras su paso por el Johor Darul de Malasia, el León de Mexico y una experiencia fugaz en Independiente – allá por el año 2015 – donde no tuvo muchas chances de mostrar su fútbol.

En su anterior ciclo en el club, el riojano disputó 43 partidos y convirtió seis goles. Si bien en su última etapa alternó entre titulares y suplentes, vale recordar que ese equipo de Guillermo Barros Schelotto contaba con un plantel maduro y con nombres de peso como Ismael Blanco, Oscar “Junior” Benitez y el uruguayo Santiago Silva.

En cambio, su función en esta nueva etapa en el club será distinta. Llegará al conjunto del sur con el objetivo de darle mayor experiencia a un plantel que esta plagado de juveniles y que tiene como objetivo principal seguir con vida en la edición de la Copa Sudamericana. Si, ese torneo que Jorge ya sabe como ganar.