La llegada de Luiz Zubeldía buscó llenar de oxigeno y fútbol al golpeado plantel de Lanús. Pero la derrota del domingo pasado frente a Racing y esta nueva caída por 1 a 0 con la “Lepra” están demostrando que la tarea para el rubio va a ser más complicada de lo que parece.

El encuentro en Rosario tuvo dos partidos distintos en uno. En la primera mitad, el conjunto del sur fue claro dominador. Dominó la pelota y Tuvo varios ataques que dejaron a sus delanteros mano a mano con el arquero local, pero la impericia a la hora de definir de Jorge Pereyra Diaz y Emanuel Ribas, junto con la gran actuacion de Alan Aguerre, fueron las claves para que Lanús no logre ponerse al frente en el marcador.

Pero como dicen los que saben de la materia, el fútbol no va de la mano de la lógica. Y eso quedó demostrado sobre el final de la primera mitad, momento en el que Jorge Pereyra Diaz cometió una falta infantil dentro del área y le regaló un penal al local, que Victor Figueroa cambió por gol.

A partir de ese momento, Lanús perdió el rumbo y Newell´s se acomodó mejor en el campo de juego. Los locales fueron claros dominadores del complemento y tuvieron varias chances gracias al aporte del ingresado Fertoli. Por su parte, Zubeldía intentó darle frescura al ataque de Lanús con los ingresos de Coniglio y De la Vega, pero poco pudieron hacer.

El local hizo su juego, aguantó los tibios ataques de Lanús y trató de lastimar de contra, estrategia que dio sus frutos sobre el final del encuentro, gracias a un contragolpe que nació de un corner del Granate y que manejó muy bien el local. Amososo transladó la pelota casi 60 metros, habilitó Calegari por la derecha y este esperó la llegada de Fertoli, quien quedó mano a mano con Matias Ibañez y definió al palo izquierdo para poner el 2 a 0 que sentenció el encuentro.

Con esta derrota el Granate sumó 13 partidos sin conocer la victoria, con 8 empates y 5 caídas. Los números preocupan, debido a que el equipo de Zubeldía se encuentra a 10 puntos del último que desciende, que es San Martin de San Juan y tiene un partido menos. No solo deberá empezar a sumar de a tres sino que tambien deberá esperar a que los demas equipos comprometidos con el descenso no no lo hagan. Todo indica que la epoca dulce de Lanús quedó en el pasado y que ahora deberá ponerse el overoll para defender ese prestigio que hasta hace solo 10 meses lo tuvo a un partido de jugar contra el Real Madrid.