La remera nicoleña fue la gran dominadora del Single Scull a lo largo de toda la competencia y en la final volvió a revalidar su chapa de favorita. Nuestra compatriota ganó la prueba de punta a punta y se consagró campeona olímpica en los Juegos de la Juventud. De esta manera, el Remo argentino sumó su segunda medalla en esta competencia.

Con un tiempo de 1:43.81 la remera nacional se quedó con una disputada final que regaló una lucha palmo a palmo entre la argentina y la representante de Suecia. Más atrás quedaron las atletas de Estonia y Uzbequistan, a 3 y 8 segundos de la ganadora.

Gracias a este histórico triunfo, la delegación argentina sumó su tercera medalla en lo que se lleva disputado de los Juegos. A la dorada de Ordaz hay que sumarle la plata de Delfina Pignatiello en Natación y el bronce de los remeros Tomás Herrera y Felipe Modarelli en el Par sin timonel. ¡Vamos Argentina!