Luego de un 2018 nefasto en materia de resultados, finalmente llegó Papá Noel para los hinchas de Lanús. Desde el entorno del jugador y la propia institución confirmaron que Jose Gustavo Sand volverá a vestir la camiseta granate y ya es un hecho que cerrará su extensa carrera en el club de sus amores.

Tras emigrar peleado con la dirigencia (tuvo varios cruces mediáticos con Nicolas Russo) y luego de un breve – pero exitoso – paso por el fútbol colombiano, donde jugó en el Deportivo Cali y convirtió 14 goles en 39 partidos, el jugador surgido en las inferiores de River volverá a la institución del sur para cerrar su vida futbolística de la mejor manera.

El “Pepe” intentará convertirse en el máximo goleador histórico del club (actualmente tiene 108 goles y va en busca del “Top Scorer”, que es Luis Arrieta con 120 tantos) pero para eso deberá mantener el nivel que mostró en su último paso por el club, donde a fuerza de goles se convirtió en el goleador de la Copa Libertadores 2017. Por su parte, el entrenador tendrá que rodearlo con jugadores de jerarquía, capaces de abastecer al 9 que más titulos le dio a la institución.

Sand llega a un equipo que dista mucho de aquel elenco de Jorge Almirón, que brillaba por su fútbol y arrasaba a sus rivales con su contundencia. El pobrísimo proceso de Ezequiel Carboni al frente del equipo y la enorme cantidad de bajas sufridas por el plantel fueron determinantes para que el Granate pase del primer plano internacional a codearse con la tabla del descenso.

Pero hace unos meses volvió un viejo conocido de la institución, Luis Zubeldía, quien fuera el ayudante de Ramón Cabrero en la recordada gesta del año 2007. Conocedor de sus cualidades y de las limitaciones goleadoras del equipo, el propio Luis fue quién impulsó este importante retorno para Lanús y para todo el fútbol argentino.

Si bien los resultados todavía no son los esperados, el técnico tendrá una pretemporada completa para rediseñar el equipo y armar un plantel a su medida para llevar a Lanús a los primeros planos del fútbol local e internacional.

Será una tarea difícil para Luisito, pero nadie duda que el primer paso ya lo dio. El que tenía que dar, el que esperaban todos, el más importante. El DT del Grana fue quien promovió la vuelta del correntino que promete volver a romperla en el club que lo adoptó como ídolo.

El Granate repatrió al jugador que levantó copas en sus dos pasos anteriores por el club y que dejará todo para poder repetirlo en su etapa que lo despedirá del fútbol. Sonríe Lanús, volvieron los goles, volvió el Pepe Sand.