El intendente de Lanús, Nestor Grindetti, inauguró una nueva sede del Sindicato Obrero y Panaderos local y se refirió a la importancia de los gremios en los tiempos que corren “En estos momentos difíciles es cuando más debemos escuchar para llevar toda la ayuda que se necesita”.

Además, el Jefe Comunal remarcó que “los sindicatos son una parte importante del tejido social y hoy más que nunca son necesarios para contener a los trabajadores” y agregó “Trabajamos día a día para que los gremios estén cerca de la gente”.

La inauguración de la sede ubicada en la calle Gobernador Lavalloll 902 se dio en el marco del tratamiento en el Concejo Deliberante local de una nueva ordenanza que funcionará como “modelo en toda la Provincia de Buenos Aires”, que prohíbe la venta de pan, facturas y sus derivados en la vía pública con el consecuente decomiso de la mercadería. Además los locales habilitados deberán funcionar a una distancia mínima de 200 metros lineales, informaron desde el gremio.

El proyecto se deja constancia que para la habilitación y funcionamiento de los locales se deben contar con el certificado de Inspección de Productos establecidos en el Código Alimentario Nacional y cumplir con las condiciones de higiene y seguridad, edilicias, ambientales y de personal que aseguren la salubridad correspondiente.

Grindetti estuvo acompañado por el secretario General de Obreros Panaderos, Gabriel Ruiz, el Jefe de Gabinete del Municipio de Lanús, Diego Kravetz y Secretarios Generales de filiales panaderas de La Plata, San Martín, Avellaneda y San Fernando, entre otras.