Una amenaza de bomba obligó a interrumpir los servicios de los trenes Roca, Mitre y Belgrano Sur. Según trascendió, las advertencias sostuvieron que había artefactos explosivos en vías, estaciones y vagones. Inmediatamente comenzó un operativo que, por prevención, obligó a suspender los servicios después de las 10.

La estación Constitución volvió a abrir sus puertas a las 13.30, tras descartar las amenazas y el servicio ya funciona normalmente en todos sus ramales .