El conjunto de Luis Zubeldia derrotó a Godoy Cruz 2 a 0 en Mendoza con los goles de Tomas “toto” Belmonte y de Lautaro Acosta, tras una gran maniobra individual.

El Granate mostró orden táctico y mucho caracter para plantarse y derrotar a un gran equipo como el Mendocino, que solo había perdido un encuentro de local en lo se lleva disputado de la Superliga.

Lanús dejó en claro que los últimos partidos antes del receso no fueron casualidad (triunfos ante Independiente y Talleres y empate con Estudiantes) y demostró que tiene equipo para sumar una buena cantidad de puntos y olvidarse definitivamente de la tabla del descenso.