“Uno de los cambios más novedosos que surgió a fines de marzo de 2020 dada la necesaria limitación de circulación por la pandemia COVID-19, fue el Dispositivo de Asistencia Telefónica en Salud Mental que está dirigido a población en general y que lleva asistiendo a 1200 personas. Este sistema garantiza una escucha que no patologiza los sufrimientos sino que recibe, aloja y orienta, en un marco de respeto y confidencialidad, las angustias y ansiedades propias de esta coyuntura”, remarcó la directora del área, María Sol Conti.

Una de las tareas centrales de este equipo ha sido y es la de mejorar el acceso de las personas con padecimientos subjetivos creando diferentes modos de dar respuesta a las manifestaciones de dolor que estos tiempos profundizan. Con una fuerte apuesta a ensanchar las formas habituales de oferta en salud mental, se van inaugurando espacios saludables en cada centro de salud que promueven los lazos sociales, fundantes y fundamentales para toda persona, aún más en este contexto.

Al respecto, la funcionaria agregó: “Este dispositivo cuenta con un equipo interdisciplinario de 20 profesionales conformado por fonoaudiólogas, psicopedagogas, trabajadoras sociales y psicólogas de gran experiencia en el campo y que están constantemente capacitándose para acompañar a las personas en sus sufrimientos, incluso a aquellas afectadas por COVID-19 que estén en tratamiento o aislamiento en sus hogares o incluso a las que han sufrido la pérdida de algún familiar”.

Desde principios de año, se reorganizaron los equipos de Salud Mental en los centros de salud del distrito con el fin de asegurar espacios de recepción de primeras consultas de modo presencial para que la población se acerque y pueda tener una atención de calidad con todos los cuidados necesarios.

“En los últimos meses, notamos un incremento significativo de consultas, algunas ligadas a los miedos, angustias e incertidumbres de estos tiempos y otras centradas en una intensificación de malestares previos. Para todas ellas, diseñamos todo un repertorio de prestaciones con la clara intención de mejorar el acceso a la salud mental”, enfatizó Conti.

Además de los tratamientos tradicionales, desde la Dirección local se están ofreciendo, talleres de jardinería, huerta, tejido, yoga, juegotecas para niños, consejerías en salud sexual integral y grupos específicos para adolescentes. Estos últimos son sumamente importantes dado que diferentes investigaciones los sitúan como una de las poblaciones que requiere mayor acompañamiento y sostén para atravesar momentos de estas características.

“La conformación de grupos de mujeres es otra de las esforzadas apuestas que nos estamos dando con el objetivo de contribuir a acompañar y asistir a mujeres que atraviesan situaciones de violencia de género, una problemática que ha aumentado en esta pandemia”, añadió.

Por otra parte, la auspiciosa articulación de la Dirección de Salud Mental con el Instituto de Capacitación para la Administración Pública (ICAM), generó la creación de la primera Diplomatura de Salud Mental y Atención Primaria de la Salud con el objetivo de brindar herramientas teóricas y prácticas para el trabajo en el primer nivel de atención a más de 120 trabajadores municipales de diversas disciplinas.

“Cada vez más, Salud Mental de Lanús se va transformando en un área prioritaria y destacada en el campo de la salud para dar respuestas a las problemáticas de los lanusenses”, concluyó.

Para comunicarse al Dispositivo de Asistencia Telefónica deben llamar al 4357-5116 de lunes a viernes en el horario de 8 a 17.