El Xeneize igualó 2 a 2 con el Palmeiras en Brasil y se clasificó a la Gran Final de la Conmebol Libertadores donde lo espera, nada más y nada menos, que su rival de toda la vida. Los goles los convirtieron Luan Texeira y Gustavo Gomez para el local, mientras que para la visita los que se anotaron en la red fueron Ramon Ábila y Darío Benedetto.

Será la tercera final que jugarán Boca y River en la historia, pero la primera por el torneo de clubes más importante del continente. El primer superclásico en una final se dio en el año 1976, cuando Boca se consagró Campeón del Nacional en el Cilindro de Avellaneda y ante casi 100 mil personas. Mientas que el segundo clásico que definió un titulo fue la reciente Supercopa Argentina disputada en Mendoza, donde River se impuso por 2 a 0 con los goles de Ignacio Scocco y Javier “El Pity” Martinez.

DATOS PARA TENER EN CUENTA

Estadios y publico visitante
De acuerdo al ordenamiento establecido tras la fase de grupos, la ida será en la Bombonera y la vuelta en el Monumental. Peor la fiesta no sería completa, ya que desde el área encargada de la seguridad de espectáculos futbolísticos de la Nación adelantaron que ven “muy difícil” que haya público visitante.

Televisación
Al igual que el resto de los partidos de Copa Libertadores, la transmisión será a través de Fox Sports, por lo que sólo podrán acceder los abonados a cableoperadores.

Sin gol de visitante
A diferencia del resto de los cotejos eliminatorios del certamen, en la final no cuenta la ventaja por goles de visitante en caso de empate. Es decir que si los equipos empatan en el resultado global deberán definir por penales.