Como ya es costumbre, en el club Lanús se están llevando a cabo distintas obras de remodelación en el estadio. El objetivo de las mejoras no solo es aumentar la comodidad de los hinchas y embellecer el estadio, también apuntan a mejorar el desempeño de los jugadores en el campo de juego.

Según informaron desde el departamento de prensa de la Institución, se inició el proceso de recambio de la totalidad de las butacas de la Platea Central. Se estan reemplazando las viejas butacas de madera por unas nuevas, retráctiles de plástico y reforzadas con hierro. Los nuevos asientos están aprobados por normativas FIFA.

Todas serán de color granate; las ubicadas en el centro serán más anchas y tendrán apoyabrazos. Por otro lado, se ensancharán las distancias entre las butacas para mayor comodidad. Mientras que informaron que los abonos serán anuales y también semestrales.

También se estan efectuando mejoras en el drenaje del campo de juego y se instalarán tres bombas de succión nuevas. Este trabajo es supervisado por el ingeniero Carlos de Martino y realizado de manera mixta entre personal del club y externo.

“El campo de la institución, cuya concepción hasta hoy era de un estadio antiguo, vivirá la modernización más grande de sus últimos 30 años. En función del sistema de drenaje, se convertirá en el mejor del país”, sostuvieron desde el club.

Por otro lado, en el sector del Camping del Polideportivo Está en proceso la instalación de una plaza de juegos integradora, junto a la renovación de espacios comunes para el socio. Además se sumará un gimnasio recreativo al aire libre.