Home Mundo Éléonore Caroit: “Francia desea volver a negociar con Mercosur”

Éléonore Caroit: “Francia desea volver a negociar con Mercosur”

44
0

5 de abril 2023 – 00:00

La dirigente de la Mayoría Presidencial acepta que hay presiones del agro, pero cree que el viraje ambiental de Lula da Silva abre una nueva posibilidad.

Por la reelección. Éléonore Caroit es favorita para los comicios parlamentarios del sábado 15 en representación de los franceses que viven en América Latina.

“Para Francia, Argentina siempre ha sido un país extremadamente importante. En el pasado quinquenio, la única visita del presidente (Emmanuel) Macron a América Latina se produjo en Argentina y siempre las relaciones siempre han sido buenas más allá de diferencias ideológicas o de posicionamientos políticos. El presidente (Alberto) Fernández vino a Francia y el presidente Macron tiene planeado volver al Cono sur”. La referencia es de Éléonore Caroit, quien en estos días busca su reelección como diputada a la Asamblea Nacional por la Mayoría Presidencial en representación de la diáspora francesa en América Latina. Para ella, “entre la mayoría de los franceses hay desconocimiento sobre las situación actual de Argentina, por lo que una de mis prioridades, como parlamentaria de la diáspora, será acercar más a los dos países”, agregó.

Caroit fue elegida en 2022, pero el Consejo Constitucional anuló los comicios latinoamericanos por un problema técnico, vinculado a la recepción de los códigos para el voto vía internet, y convocó a una elección complementaria, le contó a Ámbito por videoconferencia la propia candidata desde su casa en Santo Domingo, República Dominicana. El padrón en nuestro país es de más de 13 mil personas, mientras que el total latinoamericano asciende a 69 mil. En la primera vuelta del último sábado obtuvo el 38,95% de los sufragios, por lo que enfrentará en un balotaje, el 15 de este mes, al izquierdista Christian Rodríguez -candidato de Francia Insumisa-, quien se quedó con 26,23%.

A continuación, los principales tramos de la entrevista que Caroit concedió a Ámbito.

Periodista: Un tema prioritario de la agenda bilateral involucra, de hecho, a todo el Mercosur y a toda la Unión Europea. ¿Hay posibilidades de aplicar ese acuerdo o el peso de los intereses agrícolas de Francia y otros países lo hace inviable?

Éléonore Caroit: Es cierto que siempre que se firma un acuerdo de libre comercio se producen reacciones más o menos positivas. La causa que impuso un freno a la aplicación del acuerdo fue la actitud no ecológica de Jair Bolsonaro en la Amazonia. Por su presencia en la Guayana Francesa, Francia es un país amazónico y el presidente Macron tiene mucho interés en que se apliquen políticas ecológicas a nivel global. Ahora las políticas deberían cambiar radicalmente en Brasil y se debería poder llegar a un acuerdo. Una de las primeras cosas que hice en la Asamblea Nacional tras el cambio de Gobierno en Brasil fue preguntarle al Gobierno de Francia sobre sus intenciones y la respuesta fue que hay voluntad de retomar las negociaciones. Si soy reelecta, estaré pendiente de eso y ejerceré control para que ese diálogo vaya a algún sitio.

P.: ¿La guerra en Ucrania cambia la perspectiva de Francia sobre América Latina?

E.C.: Ese conflicto ha sido revelador sobre las alianzas y amistades en un mundo que Francia quiere que sea multilateral. Antes de que se desatara, no parecía tan importante acercarse a aliados como América Latina en general y Argentina en particular. Ahora Europa se da cuenta de la relevancia de la región en el ajedrez mundial y la guerra ha permitido ver que los votos en la ONU de casi todos los países se alienaron con los de Europa. Trabajamos de la mano y tenemos una visión alineada. Yendo a lo más pragmático, el aprovisionamiento de alimentos es esencial reforzar la cooperación entre los dos continentes porque vemos que la relación con Rusia y Ucrania se ve muy afectada.

P.: ¿Hasta dónde puede llegar el conflicto por la reforma jubilatoria de Macron?

E.C.: Institucionalmente, Francia es un país parlamentario con un fuerte componente presidencialista, pero hoy funciona en los hechos más en la frontera con el parlamentarismo porque hay una mayoría relativa y la relación de fuerzas es mas fluida. Esto se suma a que esa reforma siempre ha sido impopular. Sin embargo, es importante recordar que se inscribe en la continuidad de las anteriores y no es un cambio radical: el sistema sigue siendo de reparto, por ejemplo. ¿Por qué entonces tanta frustración? En el contexto político que le mencioné, algunos grupos decidieron obstruir el debate parlamentario y el Gobierno decidió aplicar el proyecto por decreto. Me parece lamentable que se haya debido llegar a eso. Ahora la situación se complicó y hay que buscar una salida a esta crisis.

P.: ¿Cómo afecta esto a los franceses que viven en América Latina?

E.C.: Como mi elección fue invalidada el 20 de enero, no participé en el debate. Pero en mi agenda está la defensa de las pensiones de los franceses que viven en el exterior y de sus carreras. Espero que ese debate se reabra y poder defender las pensiones de los franceses de la diáspora.